Taller Lectura y recursos en la era digital 2 – polifonía, reescritura, (no) linealidad

Para esta semana la discusión gira en torno a tres conceptos: polifonía, reescritura y (no) linealidad. La tarea es hacer un comentario a la luz de esos tres términos sobre una de las dos obras mostradas en la última sesión: La torre de Babel (Brueghel) y El jardín de las delicias (El Bosco).

6 comentarios en “Taller Lectura y recursos en la era digital 2 – polifonía, reescritura, (no) linealidad

  1. El cuadro que escogí fue el “Jardín de las delicias”. Me “atrevo” a decir desde un punto de vista inicial que se trata de la representación de 3 mundos/realidades alternas/dimensiones que se encuentran sobrepuestas estableciendo un paralelo entre el paraíso, lo terrenal y el inframundo (o infierno quizás?). Pensaría también que no hay una linealidad aparente, pero que si se mira desde otra perspectiva, allí se ilustra la evolución de una sociedad que se ve corrompida. Es una sociedad que se gesta con unos orígenes cándidos e inmaculados y que poco a poco se ve afectada por lo mundano y lo terrenal, terminando luego sumida en un ambiente de decadencia, destrucción, esclavitud, muerte y subyugación. Para su época, se reescriben (en una pintura) los estándares de estética y lo que es correcto y lo que no. Viéndolo además desde el ángulo de la polifonía, se ven expresadas diferentes narraciones, cada una con un matiz muy particular, muy propio, de cada uno de los “mundos” que igual permiten seguir una idea principal y que como lo dije más arriba es la de la evolución y decadencia de una sociedad…

  2. Aparentemente puedo interpretar el cuadro desde las palabras Polifonía y (no) Linealidad más claramente que desde reescritura. Veo muchas voces en las personas que con sus funciones comunican o dicen su aporte o participación en la construcción de la torre. El rey que revisa la obra, los obreros que le hacen venia saludándolo, los acompañantes pendientes y los obreros y arquitectos que no han visto al monarca y siguen en su labor. También veo y escucho los diferentes niveles de voces y colores que muestran las casas y sus habitantes; las montañas, el cielo y las nubes, tal vez el viento que susurra en los valles. Claramente veo niveles de voces en los pisos de la torre en donde se distinguen y diferencian rasgos y detalles que los hace diferentes. Y las voces que me muestran zonas inconclusas o en reparación. No se conserva el orden y quizas la lógica, pues la torre rompe con el paisaje erguiendose como un centro de aglomeración de gentes dentro del mismo pueblo. Su estructura tampoco es uniforme, ni conserva los mismos detalles y es aquí donde se unen las palabras pues unificadas la polifonía y la (no linealidad) reescriben al mismo paisaje, al orden del pueblo, sus colores. Pero es la torre la que en si misma contiene a los tres y los luce con su figura.

  3. La obra que más llama mi atención es El Jardín de las delicias, de El Bosco.
    Primero me atrae porque siempre la he relacionado con un álbum llamado “Greta la loca”, de Geert De Kockere, en donde las imágenes suscitan la misma extrañeza de esta obra de El Bosco.
    Pienso que los conceptos de “polifonía”, “(no) linealidad” y “reescritura” son posibles de relacionar a partir de las múltiples lecturas y caminos que propone la obra.
    No hay un lugar específico desde donde se pueda iniciar la lectura (o la apreciación de esa poción de realidad que se plantea) De allí la relación con la “no- linealidad”. De igual manera, esta idea se puede relacionar con la posibilidad de identificar varias historias a partir de los diferentes personajes, en donde unas pueden o no, tener relación con las otras. Entonces, se puede establecer la relación con
    el concepto de “polifonía”: múltiples personajes “contando” su propia historia, múltiples “voces” contando una propia historia.
    El concepto de “reescritura” lo podría relacionar con la riqueza de la obra al plantear nuevas “versiones” sobre ciertas porciones de la realidad: cómo un concepto se va “deconstruyendo” a partir de las diferentes visiones que participan en su interpretación (tal vez algunas historias biblícas y/o mitos creacionistas)

  4. Al igual que mi compañera Liliana, escogí “El jardín de las delicias” ilustrado por “El bosco” porque es un críptico que desarrolla tres narraciones visuales, además de ofrecer dos convenciones de interpretación. Es un texto visualmente polifónico porque exige al lector detallar cuidadosamente cada posición, acción, color y humano que se encuentra en cada panel y ponerlos en comunicación.

  5. Me a interesado más El Bosco que Bruegel y por eso escojo su obra.
    Me siento un poco limitado en este ejercicio por mis propios conocimientos, y no sé si la intención del ejercicio vaya por otro lado… por lo pronto me voy a limitar a hablar de la información que conozco:

    Toda la obra Del Bosco posee un fuerte transfondo teológico, basado en parte por las escrituras, y en parte por la cultura y costumbres de su época. El Jardín de las Delicias, Como dice Liliana, muestra tres realidades paralelas, cada una con su propia voz y correspondientes también en un sentido lineal a tres momentos distintos: El edén antes de la caída del hombre, el mundo terrenal actual, un falso paraíso con el hombre dominado por su propia naturaleza retorcida y pasiones, y el infierno, la condena final. La imagen inicial del panel completaría la linealidad. La imagen no se vé acá,pues está al reverso del tríptico, cuando se cierra. Esta muestra una imagen del mundo, en el momento de la creación. Las voces dentro de cada sección son múltiples, y uno se puede perder en la cantidad de detalles y eventos aconteciendo en cada uno. Eso me hace pensar en polifonía. Por otra parte se hace una alución directa a la “polifonía” como término musical, en la sección del infierno. (En ese entonces la iglesia lo condenaba junto con ciertas formas musicales o instrumentos)- a pesar de que las escrituras abogan por lo contrario. El Bosco trabajó mucho con el tema del pecado y sus concecuencias, y este cuadro se vé como una advertencia sobre lo que sucede con el mundo que se deja llevar por el mismo. De hecho otro título de la obra es “El jardín de las delicias terrenales” . Las referencias a simbolismos de la escritura y a otro tipo de saberes son de una riqueza muy vasta en el trabajo del Bosco, cada detalle está planeado y cuenta algo y bueno, se han escrito por eso cientos de libros sobre su obra.

  6. Para mí en el jardín de las delicias se evidencia la polifonía ya que a partir de la combinación de diferentes personajes e imágenes se llega a una obra muy estructurada la cual representa un todo armónico, y la no linealidad puede ser percibida de manera que el comportamiento de cada uno de los componentes de esta obra no sigue un mismo patrón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s